12 abr. 2018

Tremenda columna sobre Lula

De lo mejor escrito sobre el tema, en El País, acá

13 comentarios:

Anónimo dijo...

Bien Victor Abramovich sobre el caso "Pando vs. Barcelona": http://www.fiscales.gob.ar/procuracion-general/dictaminan-que-la-satira-politica-se-encuentra-amparada-por-el-derecho-a-la-libertad-de-expresion/

Anónimo dijo...

la historia lo juszagara, pero lo del departamento no se tapa con romanticismo de un politologo o sociologo, los mismos que aun no saben calcular las consecuencias de la corrupcion, y solo ponderan el haber, como si nunca hubiera un "debe"

David dijo...

El artículo es bueno. Tengo dudas sobre la definición de subjetividad que nos deja la autora. Los personajes de la historia siempre son llevados por los hechos y solo les queda la inteligencia o el privilegio de dejarse llevar; y los hechos son siempre los mismos, tanto en las crisis como en la conciliación. Hasta cuando caen en desgracia están representando su papel en esos hechos. Siempre estarán la prisión y la caridad en las escalinatas para igualar en un programa de la Globo a pobres y ricos. Menselao y bolsa familia.
Mi duda: ¿no estaban esos hechos, y aun la conciliación, consumados cuando asumió Lula? y, este, ¿no montó entonces su gobierno una vez allí? En Argentina sus detractores dicen que Néstor armó su gobierno dentro de la economía normalizada por Duhalde, su antecesor. Por eso la historiografía inmediatamente luego se centra en la compra de favores que hizo para tejer su poder. También Cristina y Lula se vieron favorecidos por las condiciones externas, como presidentes de los dos principales países de una región exportadora de materias primas. Viento de cola: los ricos se hacen más ricos y el Estado más presente en los programas sociales.
Lula decía: "El Estado es como una madre que quiere a todos sus hijos, pero lleva sus cuidados al mas frágil. El rico no necesita del Estado". Gran comunicador. Una frase que ejemplifica también la mirada critica del artículo; la conciliación; la inteligencia del protagonista; pero, ¿no se avisora otra subjetividad aquí? Todas esas condiciones que describe el artículo, ¿no estaban antes de que asumiera Lula? ¿no pertenecían al pasado sobre el que Lula construyó su actualidad?

David dijo...

El artículo es bueno. Tengo dudas sobre la definición de subjetividad que nos deja la autora. Los personajes de la historia siempre son llevados por los hechos y solo les queda la inteligencia o el privilegio de dejarse llevar; y los hechos son siempre los mismos, tanto en las crisis como en la conciliación. Hasta cuando caen en desgracia están representando su papel en esos hechos. Siempre estarán la prisión y la caridad en las escalinatas para igualar en un programa de la Globo a pobres y ricos. Menselao y bolsa familia.
Mi duda: ¿no estaban esos hechos, y aun la conciliación, consumados cuando asumió Lula? y, este, ¿no montó entonces su gobierno una vez allí? En Argentina sus detractores dicen que Néstor armó su gobierno dentro de la economía normalizada por Duhalde, su antecesor. Por eso la historiografía inmediatamente luego se centra en la compra de favores que hizo para tejer su poder. También Cristina y Lula se vieron favorecidos por las condiciones externas, como presidentes de los dos principales países de una región exportadora de materias primas. Viento de cola: los ricos se hacen más ricos y el Estado más presente en los programas sociales.
Lula decía: "El Estado es como una madre que quiere a todos sus hijos, pero lleva sus cuidados al mas frágil. El rico no necesita del Estado". Gran comunicador. Una frase que ejemplifica también la mirada critica del artículo; la conciliación; la inteligencia del protagonista; pero, ¿no se avisora otra subjetividad aquí? Todas esas condiciones que describe el artículo, ¿no estaban antes de que asumiera Lula? ¿no pertenecían al pasado sobre el que Lula construyó su actualidad?

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Los presidentes populares siempre son "populistas" q gobiernan con "viento fe cola" y "corrupcion". Despues vienen los neoliberaloides, destruyen casi todo, dejan un tendal, son mas corruptos (pero tienen el beneplacito de los medios hegemonicos) y sale algun esclarecido a hacer analisis "sesudos" x derecha o izquierderecha. Tristisimo todo.

rg dijo...

claramente no leiste la nota. la nota muestra no que el lula popular fue seguido por la derecha, sino que lula puso a la derecha a gobernar (desde temer, vice de dilma, a los demas ministros -economia, planificacion, etc.). y los corruptos estaban antes y ahora, porque es el mismo elenco de gobierno, y el mismo elenco en el congreso. cuesta verlo, duele, pero es asi: la derecha son ellos, y hoy siguen gobernando

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Le hablaba a David. Si no podes darme UN ejemplo de gobierno q haya ganado las elecviones (salvo Allende al q mataron los golpistas) es xq, segun tu definicion purista fe lo q es izquierda, NADIE gobierna sin pactar con la derecha. El neoliberalismo colonizo la subjetividad de buena parte de la poblacion, cuenta con los fierros, los "aparatos ideologicos" de seduccion de la conciencia y con el poder econonico de los dueños del mundo. Contame, ¿q gobierno latinoamericano historicamente existente, a tu juicio, no pacto con "la derecha" o no incorporo funcionarios "de derecha" en sus filas? Y lo peor es q ni lo poco q los gobiernos "populistas" han hecho para redistribuir son capaces de tolerar. Lo vemos aca, en Ecuador, en Grecia, etc.

Rodrigo Manuel Herrero Rosas dijo...

Parafraseando a Pepe Mujica: los puristas de izquierda tienden a dividirse x sus ideas, la derecha se une x sus intereses. Ellos lo tienen muy claro. Por eso el purista de izquierda es usado como Pepe Grillo cada tanto para q de su testimonio, pero no puede evitar la eterna acusacion de volverse funcional a la derecha.

David dijo...

Coincido, Rodrigo. Y le respondo a RG (espero lo publique): cuánta estatura, inteligencia y liderazgo político ha de tener un presidente para "poner a gobernar a la derecha". Miren a Temer. Miremos a nuestro país, a Macri: los movimientos sociales tienen que llenar la calle y, sin embargo y a pesar del activismo de nuestra sociedad, no logran que Macri gobierne. En cambio: aplica todas las recetas del neoliberalismo: despidos a punta de pistola en el Estado, cierre de unidades estatales que daban trabajo a pueblos enteros, retroceso en la política de DDHH, ajuste en ciencia y tecnología, reprimarización de la economía, represión a la protesta social, persecución y prisiones políticas, violación de las autonomías universitarias, ajuste, paritarias a la baja, humillación a los docentes, robo a los jubilados, apertura económica, alineamiento a los bombardeos de eeuu... Cuando gobernaba Néstor, este era el chirolita de la transversalidad (la derecha peronista). Cristina, de Néstor. Como dice Rodrigo: parece que para algunos, cuando sube el populismo, gobierna la derecha. Pero cuando sube la derecha, gobierna como puede, como víctima, aprendiendo todos los días, gradualmente y pidiendo grandes sacrificios a los más pobres...

andresvas dijo...

Creo que acá hay una buena respuesta. Lo que hacía el PT mientras los puristas de izquierda organizaban una cata para decidir si su gestión era o no de izquierda.
https://www.pagina12.com.ar/108272-por-esto-esta-preso

rg dijo...

es tremendo lo que nos cuesta decir, desde la izquierda: tomó, sobre todo en sus primeros años de bonanza, muchas decisiones excelentes. luego, cuando se le empezó a complicar la economía, se alió con la derecha que hoy gobierna. y todo a lo largo, armó un esquema de corrupción imperdonable." por qué, como nos gusta una parte (cualquiera sea), negamos la otra?

David dijo...

Se alió desde el principio con la derecha: basta conocer superficialmente el sistema político brasilero. Hizo mucha política por esas decisiones que tomó y que construyeron la vigencia de su liderazgo. Con toda la derecha corrupta alrededor. Hay que conocer a la burguesía brasilera... En Brasil sí la hay. Los intelectuales argentinos no le perdonan que haya sido un lider popular a pesar de esa poderosa burguesía: lo llaman bonanza, viento de cola. Su mandato termina con una altísima aprobación popular y un enorme reconocimiento internacional: líderes de todo tipo confirmaban lo que hizo por los más vulnerables y cómo posicionó a Brasil. Lo hizo desde el principio con la derecha latinoamericana. La que lo metió ahora en la cárcel. Por lo que hizo.

andresvas dijo...

Creo Roberto que ese es un relato romántico, la alianza con la derecha existió desde un comienzo y la consideraron necesaria para poder tener una coalición estable de gobierno. Las cosas excelentes que señalás las hizo teniendo esa alianza. Su primer presidente del Banco Central fue Meirelles, más liberal y ortodoxo que su antecesor nombrado por Cardozo y actual Ministro de Economía de Temer. Fue en los primeros tres años que Lula sobreactuó si se quiere un programa financiero liberal clásico.Simplemente, guste o no, esa fue la que ellos consideraron condición de posibilidad para poder desplegar el programa que tanto se elogió después. Creo que por ahí es esa contradicción lo que el enfoque purista no puede entender y lo genera que se quede criticando esas alianzas y esperando el fracaso para decirnos yo te dije.