24 ene. 2018

La politica de derechos segun AG



En el link de arriba, Alejandro Grimson vuelve a escribir sobre la necesidad de una politica de unidad frente al macrismo. Me alegra el escrito, y coincido con la iniciativa, aunque no con buena parte del contenido. El tema da para largo pero aqui, lejos del pais, desde una biblioteca publica perdida en medio de la nada, apenas me da el tiempo para unos primeros comentarios.

Creo que AG infravalora o subestima la magnitud de los desacuerdos presentes entre quienes criticamos al macrismo, o marchamos contra el; asi como sobre-valora o sobre-estima el peso de los acuerdos que podrían aunarnos. Me concentro sobre todo en este ultimo punto, aunque digo algo breve sobre lo primero.

AG subestima los desacuerdos porque -para decirlo de forma brevísima- no es correcto unirse a la derecha institucional para combatir a la derecha económica. Para clarificar lo dicho, llamo derecha institucional a la representada por las oligarquías provinciales, tanto como a las fuerzas (normalmente aliadas) que trabajan para la concentración del poder político-institucional. La derecha económica es, mientras tanto, la que en los hechos favorece la concentración del poder económico. Habitualmente, los vasos comunicantes entre tales grupos son intensos y profundos pero, en todo caso, insistiría con el punto: es un error, para la izquierda, aliarse con la derecha institucional, para desplazar a la derecha económica. Se trata de una opción que debe rechazarse, como siempre, por principios y por tácticas, muchísimo más cuando la derecha aliada tiene poder. Las chances de estar trabajando para la llegada de la "otra derecha" (siempre vinculada a la que esta en el poder) resultan entonces altísimas. [Como nota al pie, agregaría que, en su "periodo largo," esto es, cuando el kirchnerismo supero su primer minuto (muy interesante) de transversalidad y liberalismo (liberalismo en su institucionalismo, reforma de la Corte, primeras politicas de salud reproductiva), mas precisamente, en la "etapa solida" del kirchnerismo, el mismo represento, sobre todo una alianza estructural con el poder constituido, las oligarquias provinciales, los barones del conurbano y algunos grandes empresarios tradicionales, a todos los cuales habia denunciado en su "primer minuto" o "periodo corto" inicial. Con esa derecha institucional, no corresponde ni conviene aliarse: es la que luego traiciona y fagocita al aliado].

Pero voy a lo que mas me importa, a lo que AG sobre/estima, que es la profundidad de los acuerdos entre opositores. AG, como tantos, aparece obstinada, obsesiva, y equivocadamente entusiasmado con lo que denomina la "politica de derechos", una politica esencialmente liberal/institucionalista/progresista, que AG fundamentalmente asocia con el gobierno anterior (pero esto ultimo no importa ahora). Quisiera clarificar algunos muy gruesos malentendidos relacionados con el tema (al modo en que el y muchos se aproximan al tema) de los derechos -malentendidos que emergen, supongo, de la poca familiaridad con el derecho, pero que en cualquier caso, y cualesquiera sus causas, son ahora muy relevantes.

Para empezar: quue yo sepa, derechos como los de propiedad, contratos, libre comercio, se encuentran en la Constitucion, y valen tanto como todos los demas derechos. Para quienes nos situamos a la izquierda del espectro politico, estos derechos son menos importantes, o tal vez ni siquiera derechos (Rawls, por ejemplo, desplaza por completo la importancia del derecho de propiedad, en su estudio sobre las teorias de la justicia). Pero desde todo punto de vista -legal constitucional, positivo- tales derechos son derechos, y un macrista podria jactarse de ello, y reclamar que el suyo es un gobierno que procura ante todo la defensa de los derechos (esta defensa de los derechos podria ser considerada sesgada, tramposa e incompleta, como otras defensas como las que enseguida menciono, pero es una defensa de los derechos con pleno respaldo en el constitucionalismo regional).

A partir de lo dicho hasta aqui, simplemente, el defensor de la idea de la "politica de derechos" deberia corregir su aproximacion, o refirnarla. Podria decir ahora: "en realidad no me refiero a los derechos liberales clasicos, sino a los derechos sociales, economicos, etc." Bueno, si la idea fuera esta, seguiriamos en problemas. Pongamos que en verdad, cuando hablamos de politicas de derechos, solo queremos referirnos a los derechos sociales o de segunda generacion, o mas estrictamente a los que la Constitucion argentina concentra en el art. 14 bis. En que sentido podriamos decir que lo que tuvimos se parecio en algo al gobierno de los derechos (entendido ahora en este modo mas estricto y algo extranio)?

Es dificil pensar en el tiempo pasado como vinculado con la realizacion de (cito al 14 bis) la "participacion en las ganancias de las empresas, con control de la produccion y colaboracion en la direccion," o con la "organizacion sindical libre y democratica", como es dificil asociar al gobierno anterior con la lista estricta de derechos del 14bis, que incluye tambien a la idea de "jubilaciones y pensiones moviles" (es dificil hablar de politicas de derechos en este sentido estrecho, en relacion con el gobierno que rechazo Badaro, obligo a los jubilados a litigar por sus aumentos, e intento crear una tercera instancia para imposibilitarles el cobro, apostando a su fallecimiento antes que al pago de lo que les correspondia a los jubilados). 

AG nos urge a prestar atencion al cambio "cualitativo" que ha habido en materia de politica de derechos. Pero: es esto así, aún si nos limitamos a hablar, ya no de los derechos sociales en general, sino a alguno de esos derechos sociales en particular? Si cuando hablabamos de derechos hablabamos fundamentalmente de cosas como la AUH (que habria que repensar en terminos de derechos), nos encontramos con que este gobierno paga tantas o mas AUH que el gobierno anterior: Podriamos afirmar que este gobierno es mas protector de derechos que el anterior? Diríamos eso?

Pensemos, entonces, que no hablamos de los derechos de primera generacion, ni de los de segunda -de los derechos sociales- ni de los derechos sociales en sentido estrechisimo (la AUH) sino de los derechos de tercera generacion, es decir, los "ultimos" o "mas modernos" (odio esta clasificacion, pero la uso para facilitar la discusion). Podriamos pensar entonces que el gobierno anterior, o el actual, se destacan por la politica de respaldo a la cuestion ambiental (el centro de los derechos de tercera generacion)? O deberiamos decir que todo lo contrario? Cual es el vinculo entre las politicas de fracking y el medio ambiente? Una contradiccion absoluta, por supuesto. 

Sera que entonces, cuando nos hablan de "politicas de derechos" nos hablan del otro "cuerno fundamental" de los derechos de tercera generacion, esto es, de los derechos indigenas? Bueno, parece clarisimo que esto no puede ser asi. El gobierno anterior resulto pesimo en materia de politicas indigenas: fue tan represivo y expropiador como la mayoria de los anteriores (aunque menos que el actual? Supongo que asi sera, aunque en los numeros, por una cuestion de tiempo, todavia no lo sea).

Sera, finalmente, que cuando hablamos de "politicas de derechos", no hablamos, sobre todo, de derechos liberales clasicos, ni de los derechos sociales en sentido amplio ni estricto, ni de los derechos ambientales e indigenas -de tercera generacion- sino que hablamos fundamentalmente de derechos humanos? Tampoco, ya que tales derechos implican derechos que el gobierno anterior no descuido sino que combatio de modo muy regresivo (solo para empezar, piensese en las politicas de salud reproductiva, piensese en el derecho a no ser torturado y los records negativos en materia de tortura en la carcel, numero de encarcelados, etc.).

Entonces: de que se nos habla cuando se nos habla de abordar una actitud defensiva en materia de "politica de derechos"? Creo que quienes nos hablan del tema, habitualmente, se equivocan gruesamente, por partir de malentendidos graves en la materia. Ellos parecen estar pensando, entonces, en unos pocos derechos -los que prefieren o han recibido mayor propaganda -algunos derechos, seleccionados como las cerezas, muy poquitos, en apariencia protegidos en los ultimos anios (pongamos, los que podemos asociar con el matrimonio igualitario, o el juzgamiento de los crimenes de lesa humanidad). Si fuera este el sentido de la idea de derechos, entonces, estariamos ignorando los muchos derechos que fueron descuidados (muchos de los derechos sociales incluidos en el 14 bis), los muchos derechos que fueron combatidos (salud reproductiva, derechos de los presos), los muchos derechos que fueron retomados selectivamente (afirmando algunos y destruyendo otros, como en politicas de libertad de prensa -donde los avances de la ley de medios fueron aplastados por los retrocesos generados en la aplicacion de esa ley de medios, en particular en contra de "el tercio olvidado"), o los muchos derechos que este gobierno podria decir que resguarda mejor que el gobierno anterior (los derechos liberales clasicos, en algunos casos). 

Frente a autores como AG, entonces, pediria dos cosas. Primero, pediria clarificar que es lo queremos decir por politica de derechos, y cuales de tales derechos nos interesan, y de que modo. De lo contrario, la idea de proteger los derechos conquistados y luchar por los otros pierde sentido (supongo que no se nos pide luchar por el derecho de propiedad, y no se en que sentido se nos pide luchar por la libertad de prensa, por ejemplo). Ello, para no asumir que caminamos sobre un territorio comun cuando hablamos de derechos: disentimos profundamente sobre cuales son esos derechos, cual es su contenido, cuales sus limites, cuales nos interesan, cuales privilegiamos en casos de conflictos, etc. Segundo, pediria recordar que, junto y por encima de la politica de derechos, necesitamos reafirmar una politica democratica que incluye la democratizacion de la politica y de la economia (puntos en relacion con los cuales autores como AG flaquean, en su simpatia por los liderazgos fuertes y su resignacion capitalista). Todo ello, para salir de la confusión en que se nos mete, y poder pensar entonces, si, en una política de alianzas que tenga sentido y valga la pena.

15 comentarios:

David dijo...

No coincido con "este gobierno paga tantas auh o más que el amterior". Los despidos, cierres, suspensiones y retiros en todo el sistema de empleo privado y público; el temor a la pérdida del trabajo; la ruina de las changas y el rebusque en los barrios; la reforma previsional; sumado a los aumentos de tarifas y la inflación; configuran otro fondo diferente al de ese power point de "pagos a la auh". Además ya van 2 años que el sistema educativo está paralizado. Creo que la concepción de derechos está en este futuro; depende de la innovación que vos insertes o no en el circuito vital intergeneracional. No es lo mismo la AUH en el momento que el Estado toma la decisión de llevarla a cabo. En ese momento ese plan social sirvió, aunque muchos ni lo piensen, para que los sectores postergados de la sociedad planificaran su futuro. ¿Cuál es el modelo de planificación social que el gobierno actual propone a estos sectores? Suena dura la fórmula "planificación social", la uso para mofarme también de la difamación de los "planes". Tal vez la auh no sea un derecho, pero no te la bajaban de un plumazo porque hay que cuidar las instituciones de la república. No te quedabas, vos trabajador registrado, sin trabajo porque se luchaba contra el empleo en negro. No te quedabas sin acceso al agua potable porque hay que luchar contra la corrupción en la obra pública. No te quedabas sin educación porque tenés derecho a la educación y los docentes no tienen que tener paritarias. Hoy todos los derechos terminan cuando empieza otro. En pepsico echaron a trabajadores y el fiscal decía que no tenía nada que ver con el contrato de trabajo sino con la seguridad pública. Y se atomizan los derechos para que un átomo termine donde empieza el otro.

Alejandro Grimson dijo...

Hola Roberto, me parece muy bueno promover diálogos y debates. Más allá de matices y diferencias, quisiera decirte que cuando hablo de una confluencia por los derechos explícitamente mi referencia no es jurídica, sino etnográfica. Esto significa reconstruir el programa que podría emerger de las movilizaciones ciudadanas existentes, que menciono en mi artículo. Esto significa que no me pregunto sobre mi posición personal o la posición de un sector politico específico sobre los derechos, sino por las movilizaciones por los temas que allí menciono que incluyen derechos sociales y culturales de distintas características. No pretendo con este breve comentario responder todo tu argumento, sino explicar simplemente ese punto. Un abrazo, Alejandro

rg dijo...

Lo de la auh no es una opinión, sino un dato .

Anónimo dijo...

Mira lo que dijo el presi que nunca criticas:
https://www.pagina12.com.ar/91492-descendientes

rg dijo...

Que horror, que escándalo! Y sigue siendo presidente después de eso?
Me parece que hay que criticarlo por la política económica o represiva, y dejar de pertenecer al grupo Oh Ah que escándalo!

andresvas dijo...

Roberto, de acuerdo con vos en que estamos infravalorando o subestimando la magnitud de los desacuerdos presentes entre los que se oponen al maurismo.
Creo que tanto en este post como en otro en el que analizaste el libro Porqué retrocede la izquierda en América Latina, el desacuerdo más relevante, de ese vienen los demás, se resume en que estamos los que pensamos que esto es un retroceso frente a lo que sucedió en el pasado (creo que no sólo comparado con el gobierno anterior sino, a esta altura, en relación a cualquiera de los gobiernos que tuvimos desde la recuperación de la democracia) y por otro lado están los que piensan, como vos, que esto es menos malo (no te quiero citar mal, pero creo recordar que tus motivos eran no tanta corrupción y freno al narco). A partir de eso viene la selección y parcialización de asuntos que vengan bien para que cada grupo llegue a su conclusión. Creo que en todo caso lo bueno sería discutir con buena leche ese asunto porque me parece que los demás vienen bastante de la mano de ese.

rg dijo...

Gracias Andrés. Yo creo que te gana - a vos como a muchos- una cierta ansiedad por curar las propias heridas, diciendo este gobierno
Es peor que el otro. A mi eso me tiene sin cuidado, me opongo a los dos, y puedo fragmentar el análisis sin problemas. Creo que el nacionalismo económico de Moreno, combinado con la corrupción, era de cuarta, y el neoliberalismo aggiornado de hoy es también
Horrible, a la luz de las urgencias y necesidades sociales de hoy. Creo que en el tema narco, súper importante, nos ,salvamos de que Aníbal continuara la vergüenza de Scioli y los k, creo que en materia de protesta el discurso (y dudo la práctica) del gobierno anterior era mejor, me parece que en materia de justicia, los aprietes k desde los servicios eran un lastre inaguantable, y hoy me parece que
Hay influencias diferentes y fragmentarias, que incluyen a los muchachos de Angelici en los servicios, y eso también es muy malo, en fin,
Ese tipo de cosas

Damián Seras dijo...

El artículo de Grimson es muy interesante y coincido en gral. Creo que basicamente estamos de acuerdo casi todos los que salimos a las calles unidos en la base en contra de este proyecto. Lamentablemente para llegar al poder hay que sacrificar algunas particularidades en pos de terminar con el estado de cosas que estamos viviendo. Con respecto a los reparos de Roberto creo que se basan en una diferencia en el diagnostico. Para mi este gobierno representa a los sectores de las corporaciones que trabaja para las minorías dominantes. No equivoca el camino. Lo elige deliberadamente. No le interesan los derechos de trabajadores, jubilados, minorías, etc etc. Hay quienes como Roberto se ubican en los principios y consideran al kirschnerísmo y al macrísmo como dos procesos igualmente negativos.
Siempre nos decis Roberto "están desesperados por considerar a este gobierno peor que el anterior". Yo no lo considero peor. Mucho más, lo considero el gobierno que representa a lo peor de la sociedad y como en su momento todos los sectores se reunieron en la multipartidaria contra la dictadura y luego contra el neoliberalismo de los noventa hasta su explosión en el 2001 deberemos encontrar el camino que nos saque de esta situacion tan triste.

rg dijo...

esa idea fito paez de "la sociedad que vota mayoritariamente asi es una mier..., menos mal que estamos nosotros esclarecidos," es elitista y equivocada. nadie es idiota, y todos estamos en crecimiento permanente. la sociedad voto una y otra vez por los k, y entiendo por que, y luego los saco a patadas, y tambien entiendo por que. no porque de repente los enganio clarin, ni pensando macri es un genio, ojala que reprima y mate. un poco de humilidad no viene mal

andresvas dijo...

Yo no siento culpa por cómo valoro a este gobierno en relación a los demás, no fue nada distinto a lo que era obvio y evidente que iba a ser para cualquier persona que estuviera medianamente informada sobre el horror de antecedente en el GCBA y del grupo Macri en general. Se sabe que en Argentina nunca sabíamos que las cosas pasaban cuando pasaban. No hace falta que me analices a mí, no soy el tema. Me imagino que vos tampoco tenés culps por el modo en que valorás a este, de un modo bastante distinto al mío. Ese es exactamente mi punto: es imposible que coexistan dos visiones tan distintas en una teórica unidad antimaurista.

Damián Seras dijo...

Roberto no se quien es el soberbio. Solo digo lo que pienso y respeto la decision e la gente. Solo lo lamento.

rg dijo...

A qué llamarías no respetarla? No creo que tengas poder para hacer un golpe de estado. Haces entonces la de Fito Páez, proclamas que los que no votaron como vos representan lo peor de la sociedad, son una m...

Damián Seras dijo...

Sinceranente creo que el soberbio sos vos. Te pones en las alturas decis "entiendo porque votaron a kirschner y a cristina. Entiendo porque votaron a macri" si vos decis q el kirschnerismo es una banda de delincuentes y narcotraficantes que estas diciendo de sus votantes? . Decis ninguno es idiota entonces Que son los 45% de votos kirschneristas en la eleccion del 2015? En sintesis si yo digo que este gobierno defiende los intereses de lo peor de la sociedad estoy diciendo que sus votantes son una mierda. Si vos decis que el kirschnerisno es una banda de ladrones NO estas diciendo que sus votantes son una mierda. Ni una cosa ni la otra no?

rg dijo...

damian, muchos desde temprano denunciamos al kirchnerismo, mucha gente lo apoyo diciendo -supongo- algo asi como, ahora recupere mi trabajo, postergo mas adelante mis quejas (como se voto a menem cuando paro la inflacion), pero las quejas estaban, y muchos creian que tenian el 54 por ciento para toda la vida, y gobernaban ensoberbecidos, y recibieron cachetazos esperables, esa es mi reconstruccion/para/blog

Damián Seras dijo...

Coincido absolutamente con esto ultimo que decis. Pensaron que gobernaban para siempre la soberbia y el desprecio . El pensamiento unico. Si objetabas algo eras un reaccionario etc etc. Sin dudas fue asi y lamentablemente le allanaron el camino a lo peor de la derecha. Veremos como salimos de esta.