28 nov. 2017

La presunción es en contra



Frente a la muerte, a manos del Estado, del joven mapuche Rafael Nahuel, la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti sostuvo “Lo que tenemos que decir acá (…) es que el beneficio de la duda siempre lo tiene que tener la fuerza de seguridad que ejerce el monopolio de la fuerza”. De modo similar, la la ministra de Seguridad Patricia Bullrich afirmó: “No tenemos que probar el accionar de nuestras fuerzas de seguridad”. Y el Jefe de Gabinete agregó que "Nos preocupa no haber podido asegurar las pruebas y saber qué pasó".

Se trata de declaraciones desafortunadas en todos los casos. Primero, porque este tipo de situaciones muestran un paralelo, agravado, con lo que ocurre con el control de los recursos económicos y el enriquecimiento ilícito: se justifica que la carga de la prueba se invierta y ponga de modo contrario al Estado, dado el tipo de poderes que la sociedad le transfiere a ese Estado; los riesgos que esa delegación de poder implica; y lo que la historia reciente nos enseña al respecto. El caso, como anticipaba, es mucho más grave cuando hablamos (no del control de los recursos económicos, sino) del control de los recursos coercitivos -el monopolio de la fuerza. Otra vez: el poder que se le transfiere al Estado es tan fuerte; los riesgos que esa delegación implica son tan altos; y lo que la historia reciente nos enseña al respecto es tan negativo, que la sociedad tiene todo el derecho del mundo de evaluar -y exigir que las instituciones evalúen- las responsabilidades del Estado, con una presunción negativa o en contra del mismo. 

En otros términos: es el Estado el que debe probar que actuó bien; el que debe hacer un esfuerzo extraordinario para justificar cada paso que quiera dar usando su fuerza; y el que debe someterse a los más estrictos controles cuando se mueve en dicho terreno. Por eso lo rodeamos de organismos de control -que la experiencia indica que son muy vulnerables; por eso exigimos autorizaciones judiciales (antes de un allanamiento, antes de un operativo de desalojo); por eso necesitamos modos de fiscalización y sanción múltiples: sabemos lo que está en juego, el tipo de poder que delegamos, y los riesgos propios de esa delegación. Necesitamos, por tanto, de la máxima capacidad de escrutinio de nuestra parte -de parte de la sociedad civil- y fuertes presunciones negativas contra el Estado. 

No sólo no es cierto, entonces, lo que dice la vicepresidenta, sino que es a la inversa de lo que ella dice: la presunción no es a favor, sino que debe ser contraria al Estado. Y no sólo no está bien lo que dijo la ministra de Seguridad, sino que es lo contrario a lo que ella dijo: cada paso que den las fuerzas de seguridad debe estar justificado, autorizado, y fiscalizado, antes, durante y después de que el mismo es dado. Y también es poco feliz lo dicho por el Jefe de Gabinete, muy en particular a la luz de ocurrido en el caso Maldonado (que esta muerte se haya producido en los momentos en que se llevaba adelante el velorio de Madonado, es una trágica ironía de la historia). A la luz de la historia larga y la historia breve, que otra vez vuelvan a fallar los controles; que el procedimiento se haga mal; y que haya un muerto, no es problemático: es inaceptable. Entonces, no es creíble que nos digan otra vez que se trató de un error. Si lo hubo, deben saltar los fusibles correspondientes, lo que implica responsabilidades políticas y jurídicas. Si no lo hubo, estamos frente a un problema todavía más grave, que requiere asignar responsabilidades políticas y jurídicas de forma todavía más severa.

23 comentarios:

Arte. dijo...

no fue un procedimiento que salió mal. fueron con balas de plomo. la pregunta es cómo podía salir bien? yo creo que lo de los funcionarios que mencionás es más grave. porque los dichos no se circunscriben al caso. les están dando carta blanca para actuar a todas las fuerzas de seguridad. es gravísimo...

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo RG. Y habría también que poner la lupa en la orden del juez y en el modo que controló su ejecución. Porque si se limitó a ordenar el desalojo y delegó en la fuerza el cómo hacerlo él también es responsable. Es hora de que las autoridades judiciales se hagan cargo de las consecuencias de sus órdenes.

Anónimo dijo...

http://www.perfil.com/politica/la-cidh-pidio-que-milagro-sala-vuelva-a-prision-domiciliaria.phtml

Damián Seras dijo...

Te felicito roberto por este comentario. A mi entender no tiene una fisura. Esta vez estuviste muy rapido de reflejos. Es muy grave lo que esta ocurriendo.

Anónimo dijo...

Otra comprobación empírica dramática de las tesis que Gargarella defendió en "La sala de máquinas...": https://www.elsol.com.ar/polemico-fallo-la-corte-habilito-a-evo-morales-a-competir-en-2019

Anónimo dijo...

Vuelvo sobre el tema. Derechos de participación que negaron la posibilidad de candidatearse versus la sala de máquinas histórica conspirando contra esa decisión del modo más ridículo inimaginable. Tus tesis verificadas en Arial 150: https://www.pagina12.com.ar/79069-evo-habilitado-para-la-reeleccion

Anónimo dijo...

El partido de gobierno no es innovador en materia represiva. El cascarón de marketing se quiebra, y lo que vemos es un antiguo rostro conocido (conocido para los que no ignoramos la historia argentina) de abuso de autoridad por parte del Estado.

Vale decir, es una problemática vieja a la que el PRO no le ha encontrado discurso innovador siquiera. Macri opta por no hablar. No logran enmascararla. Solo la niegan o mienten directamente. Es un dato no menor. El marketing del PRO tiene sus límites.

andresvas dijo...

El monstruo alumbrado y criado por nuestros pundonorosos republicanos ya está grandecito y fuera de todo control. Esta noticia muestra como permanentemente redoblan la apuesta de ir demoliendo nuestras garantías.
https://www.pagina12.com.ar/79154-los-policias-por-encima-de-los-jueces

ignatus dijo...

Excelente el comentario. Es muy grave lo que está ocurriendo y la vía libre o liberada que le estan dando al poder coercitivo del Estado; con declaraciones tan nefastas como las que citas, sólo hablan de la impunidad -en todos los sentidos y muchos lugares - con que están actuando. Ello sumado al blindaje mediático, es de terror.

Susana Hernández dijo...

Coincido es una problemática vieja pero de ninguna manera monstruo criado por republicanos, el golpista coronel Peron? el pacto civico militar de Isabel Peron? Ningún republicano y así hay mucho más

Álvaro dijo...

Son muy buenos filosofando y cargando las tintas contra los que impartes orden, les gusta hablar desde sus cómodas butacas, pero el que expone la vida tiene que vivir dando explicaciones, y el que mata o viola, esta en la calle para seguir haciéndolo, mejor cambien la leyes y que sirvan para que se cumplan como corresponde, seguramente el que esta del lado de la ley y dentro de la ley, no se tiene que preocupar por morir de un tiro, que salga del arma alguien que se dedique a mantener un orden constitucional.

JORGE OSCAR Perazzo dijo...

Exacto, Arte. Estás corroborando lo que vengo diciendo desde el mismo momento en que la Vice dijo esa atrocidad: esto no es otra cosa que la institucionalización del terrorismo de Estado, lisa y llanamente.

Anónimo dijo...

Alvaro das miedo...

Anónimo dijo...

Jorge, cuando el kirchnerismo mató mucha gente en manifestaciones y demás (quizá no lo sabes, pero viste los muertos en la década K?) pensabas lo mismo? o solo pensas ahora porque el gobierno no te gusta?. Además, no me digas que pensas así solamente por los comentarios (como mínimo desafortunados) de tres altos funcionarios?.

Bueno, a ver si opinamos con honestidad intelectual, bien o mal, pero honestamente. DEspués pedimos honestidad a todos pero ni para opinar lo somos.

SAludos
Andrés

Anónimo dijo...

www.tiempoar.com.ar/articulo/view/72859/las-fuertes-ima-genes-de-la-represia-n-en-neuqua-n

Anónimo dijo...

politica/2017/12/01/las-32-razones-por-las-que-zaffaroni-piensa-que-el-gobierno-de-macri-es-el-peor-de-los-ultimos-34-anos/

Anónimo dijo...

Hoy Lanata en su columna de "Clarín" cita esta nota tuya.

Unknown dijo...

Para verificar las pruebas tendrían que haber entrado inmediatamente donde los mapuches no le permitieron. Desde cuando hay que esperar ese permiso para entrar en un territorio argentino. las fuerzas de seguridad defienden nuestra soberanía y es lo que deben hacer. A las balas de los mapuches violentos y terroristas se les debe responder de la misma manera. Qué pena que un jurista no esté de acuerdo en que se defienda la soberanía y no haga hincapié en las ilegales actitudes de estos terroristas.

beatriz garcía tuñón dijo...

Me extraña que un jurista no haga hincapié en la defensa de la soberanía, que fue lo que hicieron las Fuerzas de seguridad y en cómo se impidió al juez a que entrara a investigar para poder corroborar los hechos.

Anónimo dijo...

Yo he leido la nota de Lanata en Clarin "doble vara" o algo así; citando a rg. Y lo hace para decir que el gobierno hace mal en cometer más injusticias para resolver una injusticia y que eso agravaría el problema. Mas o menos eso dice.

De todos modos en la nota se pelea con un cliché en la figura de una cheto de barrio norte hippie y con Osde que es una forma de trivializar el problema que no es ni para tner en cuenta. Menos trivial es cuando dice que toleramos en los indigenistas comportamientos que no entre nosotros. Por ejemplo las feministas sobre las mujeres de esas comunidades que solo pueden ser amas de casa o machi; o que aceptemos la incidencia de la religion en su cultura que no aceptamos en la nuestra; que les aceptemos el linaje de sangre etcétera.

Yo creo que un periodista como Lanata se debe informar como mínimo antes de hablar de un tema como éste , o tal vez no, tal vez le venga bien su pose de capocómico rodeado de veddettes. No se. Tal vez se sienta cómodo con eso con ese estilo ramplón de abordar un tema serio No lo se.

De todos modos no es así como lo plantea. Hay en juego una serie de derechos humanos de las comunidades indigenas originarias a no ser asimilados por la cultura dominante. Hemos suscripto esos y muchos otros tratados. En cuanto a la entrega de tierras, es nuestra suerte de punto final a un reclamo justo de ellos ante el genocidio que no se perpetró hace doscientos años ni en la epoca de los dinosaurios como Lanata dice sino a la distancia denuestros tatarabuelos. Ese genocidio les genera derechos a reclamar que nosotros hemos cursado mas o menos y en gran medida nos hacemos los osos para terminar de resolver.

Nosotros podemos adoptar la eterna actitud chambona de argento canchero típico que Lanata quiere encarnar, lamentablemente. Pero debiéramos comenzar a actuar seriamente y con responsabilidad como dice muy bien RG en este y otros artículos: obligando al gobierno a rendir cuentas en el uso del poder, obligándonos a respetar los tratados firmados y los compromisos asumidos. Y un largo etcétera...

Saludos

Anónimo dijo...

Aqui Nino tiene algo para decir:
www.pagina12.com.ar/80251-la-resolucion-que-bullrich-esconde

Pablo Peredo dijo...

Roberto, me parece excelente el artículo, puntualmente el enunciado en torno a que es el Estado el que debe probar que actuó bien. Al mismo tiempo le confieso que pone en tela de juicio en mi pensamiento algo que —quizás sin saberlo— constituyó hasta ahora un lugar común: el principio de "presunción de legitimidad" de los actos administrativos, aprendido por mí de manera estándar y como estudiante estándar en la facultad de Derecho. Por supuesto, enhora buena que esa sensación de seguridad que hube tenido hasta hace unos instantes, apenas, es ahora materia de controversia para mí mismo, y me obligue a repensar los supuestos con los que observo y valoro desde el punto de vista jurídico la realidad.

Algún recuerdo: fui secretario de gobierno en una municipalidad del interior de la provincia de Buenos Aires, hace varios años. Realmente, debo confesar que la presunción de legitimidad de los actos es una herramienta muy útil para la buena marcha de la administración. Por supuesto, debo confesar también que es una herramienta muy, muy delicada. Quien esté al mando de funciones ejecutivas, no solo debe tener conocimiento técnico de su área en pos de la eficiencia sino también conciencia de que debe ajustar su proceder estrictamente a las exigencias que impone un estado de derecho.

Algunas preguntas: ¿es incompatible la presunción de legitimidad diseñada por la teoría administrativista, con la alta fiscalización y control que Ud. predica (y que yo también comparto)? Muchas gracias por compartir sus artículos y pensamientos.

Pablo Peredo, DNI 18552189

Anónimo dijo...

Lo primero que hay que decir es no era Mapuche, no es un dato que sea relevante pero marca que se habla sin propiedad. La segunda es que estaba perpetrando un delito, mas claro, un crimen. Se llama sedición. Tercero nadie sabe si los delincuentes portaban armas. A esta altura todo parece indicar que si. Ergo, nos encontramos ante la disyuntiva de criminales frente al poder del estado que tiene la potestad constitucional del uso de la fuerza si fuera necesaria. Cual seria la manera de tratarlos sino ? Esta claro con conversando no es el método.